domingo, 17 de octubre de 2010

Tu vida en mis manos...


Tengo la capacidad de cambiar tu destino, cuando subes a mi taxi me convierto en el dueño de tu vida, puedo hacer con ella lo que quiera, truncar tus proyectos ó permitir que los realices.

Llevarte a dónde me indiques ó que éste sea tu último minuto en éste mundo sólo depende de mí.

Y tú impasible en el asiento trasero, ajena/o a la realidad, ignorando lo que pasa por la mente de un psicópata disfrazado de taximetrista....¿ te dejo vivir ó te estrello contra un arbol?; te miro por el espejo ocultando mis ojos tras unos cristales negros para que no puedas leer mi alma; te sonrío y elucubro un macabro plan para que el mundo se deshaga de tí...¿ tomar la curva en dos ruedas para que salgas despedida/o y el camión que viene detrás te aplaste la cabeza? o mejor aún clavo los frenos para que tu rostro estalle contra la mampara blindada y mi espejo sólo me muestre una gran mancha roja con órganos aún latientes deslizándose hacia el suelo de mi taxi???? (....tienes suerte que me guste el coche inmaculado....).

¿O mejor te grapo al cuero del asiento, estaciono en un precipicio sin cambio ni freno de mano, bajo a fumar un cigarrillo y me apoyo levemente en el taxi ????.


Ps: Por acá déjeme, ¿cuánto le debo?

Tx: Sesenta y ocho pesos, por favor.

Ps: Quédese con el vuelto, ha sido un viaje muy placentero, gracias.

Tx: Gracias a usted, el placer es mío.


Otro pasajero que continúa con su vida ajeno a la taxi-realidad, seguirá con sus sueños, planes, proyectos................hasta que por casualidad o por causalidad me vuelva a levantar la mano.

9 comentarios:

Raúl Paulís dijo...

...y si el taximetrista que me trae a casa todos los días es el mismo que escribió éste post??????????......

PHERRO dijo...

¡¡Saludos Compadre Raúl!!
Que gusto me da volver a leerte, ruleteando por las calles virtuales.
Un poco macabro el conductor de este texto, como dices, no nos vaya a tocar viajar con él.
Cuídate Compadre, que te vaya muy bien, luego nos leemos.

El_Hincha dijo...

A veces salgo tarde para el trabajo, y termino yendo en taxi... Creo que lo voy a pensar un poco mas... Llegar tarde alguna vez no es tan malo despues de todo...

luz maria dijo...

un poco macabro¿no?un saludo

Raúl Paulís dijo...

macabro?, real? quién lo sabe, saludos desde el taxi

Raúl Paulís dijo...

...nunca salgas tarde, esperando que el taxi te recupere el tiempo, estoy seguro que a partir de éste relato cada vez que suban a un taxi les rondará la idea de que éste post puede convertirse en realidad, saludos desde el taxi

Raúl Paulís dijo...

PHERRO, tu y yo sabemos que depositan la vida en nuestras manos sin ser conscientes de ello, y si nos toca viajar con él disfrutemos de ese último paseo, saludos desde el taxi

Anónimo dijo...

Hola, soy Paulis, que tal?deshabilité mi facebook y perdimos el contacto!
Bonita história, un poco macabra pero está bien, lo malo es que si tomas la curva para que el pasajero salga despedido o que el camión que viene por detrás le aplaste la cabeza, corres el riesgo de que te la aplasten a ti también!!.
A ver si me agregas al messenger y charlamos...
Espero que te vaya muy bien la vida, con tu taxímetro y tus desahogos virtuales XD , besos!!

Anónimo dijo...

ya no vas a escribir mas? me gustan tus relatos felices fiestas un abrazo luz maria