martes, 17 de noviembre de 2009

Piel, saliva y sombra...


Aquella noche no llovió,
ni apareciste disculpándote,
diciendo, mientras caminábamos,
"perdóname llegó mi padre".


No me abrumaste con preguntas,
ni yo traté de impresionarte
contando tontas aventuras,
para hacerme el "personaje".


Ni deambulamos por el barrio
camino a lo de tus abuelos,
ni te besé cuando la luna
me sugirió que era el momento.


Tampoco fuimos Kibón,
ni tembló un pájaro en tu pecho
cuando mi boca fue pasando
de las palabras a los hechos.


Y no acabamos mirando las estrellas,
que es lo que solíamos hacer,
ardiendo juntos en la hoguera
de piel,saliva y sombra.


Aquella noche que fallaste,
tampoco fui a la cita yo.


Así que no andemos lamentando
lo que pudo pasar y no pasó,
vivamos lo que nos queda
aunque la vida nos cambió.

5 comentarios:

Raúl Paulís dijo...

...hubieron muchas noches sin lluvia...

Anónimo dijo...

la cabeza no manda en el corazon y cuando falla los sentimientos mejor dejarlo pasar

Saturnino dijo...

Un saludo y gracias

ccampanella dijo...

es cierto, no se puede retroceder la vida, ni nadie nos muestra la pelicula antes de vivirla, asi que será de acá en más. Suerte!!!

ivan dijo...

paa!!!, tachero esta no la entendi,mela explicas por mail??????????