martes, 28 de julio de 2009

Va por tí "Pocho"...


Te recuerdo manejando el "Mercedes 220"inmaculado, me sentaba a tu lado y miraba embelesado la luz de la palanca de cambios que se iluminaba cuando frenabas. Los "finitos" (esos mismos que aprendí a hacer para ganarle un segundo al asfalto) que les hacías a los ómnibus mientras mi miedo me hacía cerrar los ojos.
Hoy voy por Montevideo con otro taxi,otros pasajeros, pero por las mismas calles que descubrí en el asiento del acompañante de aquél impoluto "220"que manejaba mi padre.
Mientras devoro el asfalto esquivando baches, perros, carros y alguna que otra persona pienso en qué se ha convertido esta hermosa ciudad, qué no hemos hecho para que esté así.
Semáforo en rojo, cierro los ojos y me imagino acariciando el volante nacarado, viendo la inconfundible estrella en el horizonte de aquella adorable máquina, los abro y.... la estrella sigue ahí. En la esquina un cartel de "Bilz-Sinalco", a media cuadra una tienda de ropa: "Sanforizado" dice en la puerta.
Entrando en Dieciocho de Julio un anuncio: "Estreno de Bambi en el Censa", son las 16:30 y escucho que la pasajera le dice a su pequeño hijo que no se preocupe,que llegarán a tiempo a tomar la leche con "Pilán", y que si se porta bien lo dejara ver un ratito "Bonanza" mientras ella prende el "Primus" y comienza a preparar la cena ya que no se pueden acostar muy tarde, a las 06:00 se levanta para preparar el mate a su esposo y escuchar en la "Spica" "Entre mate y mate, canta Carlos Gardel".

¿Qué pasó? crecimos sin darnos cuenta, hay carritos de hamburguesas donde deberían haber "medio-tanque", coca-cola zero en lugar de mirinda, telebasura argentina en lugar de "El lagarto Juancho";" C.S.I."en lugar del "Llanero solitario". ¿Toda época pasada fué mejor?, no, es sólo una excusa para no reconocer que por la ventanilla semi-abierta del taxi entraron un montón de años.

Mercedes y Andes, el volante ya no es nacarado ni se ilumina la luz de la palanca de cambios cuando veo tres manos mirando al cielo,freno, es una abuelita acompañada de dos chiquilines muy prolijitos.


Ps:- Buenas tardes, joven si fuera tan amable al cine Censa, es que hoy estrenan "Bambi" y llevo a mis nietitos a verla


Tx: Disculpe señora, pero esa película se estrenó en 1973 y estamos en 2009, además ese cine ya no existe.


Ps: Joven está usted en condiciones de manejar? lea el cartel que hay en la esquina.


Tx: "Felíz 1974"

7 comentarios:

Raúl Paulis dijo...

..."sé que no lo soñé", protestaba mientras me ponían la camisa de fuerza...

Cris dijo...

A veces miramos para atrás y no creemos tanto tiempo pasado.. es difícil aceptarlo, y más aún cuando los cambios en la ciudad en éste caso no son tan favorables al futuro.

ccampanella dijo...

pah, te agarró el viejazo !!!!
Me parece bueno recordar aunque sea un cachito de tiempo y felicidad compartida con tu padre.
PD.: igualmente Bambi era un bajón !!!

Marcelo dijo...

La verdad que muy bueno, ojalá volviéramos a aquellos años con la experiencia de ahora

Raúl Paulis dijo...

Cris, le tengo fé a esta ciudad, saldremos adelante; ccampanella bambi bajón???? y si pero más lo eran los que se vestían de verde; Marcelo, al menos que nos traigan los "220"...

Marilyn Días Capó dijo...

Es realmente conmovedor. Me hiciste lagrimear la primera vez que lo leí. Por esa época tal vez nos cruzamos en una esquina, yo con mis 18 y una reluciente libreta de conducir, y a mi lado mi padre, diciéndome: al arrancar acelerá hasta que entre la tercera, dale, y el opulento Bel Air ofrecía la liviandad de su volante a mis manos nerviosas. Claro, el "gordo" nunca había tenido un hijo varón que siguiera sus pasos de corredor de carreras en moto y auto, sólo disponía de la a veces titubeante Marylin para cubrir sus anhelos. Esa era una época de pocos automóviles en las calles. Por "Sierra" había doble mano y traspabas a los ómnibus con comodidad, Yo la transitaba por las mañanas, para concurrir con mi gordito a su empresa, en la calle Santa Fe. Pero primero, por Agbraciada, estaba el bar Chenlo, toda una institución, donde papá tomaba su cortado y yo mi "corToddy", porque la Bilz, con su riquísimo sabor a manzana no se me permitía de mañana. Cuántos recuerdos me trajiste! Junto con el Pocho, volvió mi padre desde el otro lado del tiempo, diciéndome: cuantio más manejés, mejor vas a manejar, dale, movete, ¿no ves que así vas estorbando? ¿No te entraron los cambios! ¿Cómo hiciste para embocarle a ese pozo? ¡Qué lindo que alguien recuerde a su padre así como lo haces tú! ¡Qué linda esa unidad Pocho-taxi prendida en la cartelera de los recuerdos amados! ¡Cuán signados estamos hasta hoy por lo que ellos nos enseñaron! Nos marcaron a fuego para convertirnos en gran parte de estos seres que somos hoy, transitando por la vida. Gracias por el grato momento, fue como ver otro episodio de Bonanza, Rin tin tin, Furia, Mi amiga Flica, Roy Rogers y tantos otros que atraían poderosamente nuestra atención. Gracias otra vez, y como decía Pilán "pórtate bien". Chau. Marilyn.

Raúl Paulis dijo...

Es bueno recordar de vez en cuando las raíces, te ayudan a sobrevivir en un tiempo sin Reyes Magos, y sin Pilán